sábado, 8 de diciembre de 2012

Listas de tres: los tres paisajes más bellos de Japón

Un curioso y arraigado gusto y afición de los japoneses, es el de enumerar y listar de tres en tres o en listados y rankings, los lugares, sitios, aspectos o acontecimientos más populares o bellos de Japón. De hecho, generalmente se supone que son tres los lugares o acontecimientos esenciales que se deben visitar al menos una vez en la vida.
Dicho entusiasmo comenzó en el siglo XVII con los "tres paisajes"; la lista data nada menos que del año 1643 y está atribuida al filósofo Hayashi Gahō, que quiso enumerar a su juicio los tres paisajes más hermosos y bellos de Japón. Ya entonces, aparecen en los grabados "ukiyo-e" de la época.  Desde entonces, han florecido muchas más y están implantadas en el imaginario colectivo de Japón.

Algunas de estas listas son: los tres paisajes más bellos, los tres paisajes nocturnos más bellos, las tres montañas sagradas, los tres jardines más bellos, los tres puentes más bellos, los tres castillos más bellos, los tres santuarios más bellos, los tres festivales más bellos, los tres “onsen” más famosos……; realmente, una buena, práctica y fácil guía para no perderse nada, cuando visitemos Japón.

“Nihon Sankei” es el nombre que recibe en japonés esta antigua lista de los tres paisajes más bellos de Japón. Según Hayashi Gaho, estos paisajes fueron, son: el paisaje de Miyajima, el paisaje de Matsushima y el paisaje de Amanohashidate.

Miyajima: es una isla a unos 50 km de Hiroshima. Su nombre significa "isla santuario" y en ella se encuentra el "Santuario de Itsukushima", venerado desde tiempos antiguos, ya que se consideraba ser el guardián de la divinidad del mar.


Construido sobre el mar en el año 593 y reconstruido por Taira-no-Kiyomori en 1168, tal y como se conoce actualmente. Su construcción está formado por un corredor de 280 metros que comunica los más de 20 edificios del conjunto. Entre los edificios principales destacan el templo principal, un teatro "Noh" en el que todavía se hacen representaciones, salas de música y otros templos más pequeños y por supuesto una magnífica vista de su famoso "torii".


El famoso "torii" de color rojo se sitúa en el mar y enfrente al santuario. Probablemente sea una de las imágenes más conocidas de Japón, junto con el Monte Fuji y la Torre de Tokyo; además de ser Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1996.


Dicen que es un lugar de gran belleza por la integración paisajística de sus bellezas naturales y de sus esplendidos y bellos edificios religiosos. Un lugar precioso para contemplar y ver el "torii" desde cerca, caminando, mientras la marea esta baja, y esperar a que ésta suba para poder verlo rodeado de agua; así como la silueta dibujada del "torii" en el espectacular atardecer.


Matsushima: es un conjunto de 260 islas e islotes rocosos cubiertos de pinos, en la bahía del mismo nombre. Se encuentra al norte del Japón, en la prefectura de Miyagi y cercana a la ciudad de Sendai, conocida últimamente más por el terrible y desgraciado terremoto y tsunami del 2011 que asoló el norte de Japón.


Un lugar espectacular con varios, bellos y famosos santuarios y templos repartidos por los islotes; cuyo paisaje cambia continuamente, de isla a isla y según las estaciones. Desde el periodo "Heian", ya se alardeaba de su belleza. Cuenta la leyenda que el poeta Matsuo Basho, de camino a Matsushima, no pudo escribir ni un verso sobre esta zona porque no había palabras para evocar la belleza del lugar.


Entre los templos y edificios más conocidos y famosos que se encuentran en la zona, destacan: el Templo de Entsuin, el Templo de Godaido, el Templo Zuiganji o la Casa de Té Kanrantei.


Se dice que la belleza de estas islas, se puede apreciar desde cualquier punto y en todas las direcciones; un equilibrio perfecto entre el contraste de colores creados por los pinos verdes y la belleza figurativa producido por pequeñas islas que flotan en el mar.


Amanohashidate: en la Bahía de Miyazu, al norte de Kioto, encontramos una curiosa formación natural, una lengua o banco de arena cubierta de pinos formando una espectacular vista.


Esta lengua de tierra, une ambos extremos de la Bahía de Miyazu y está cubierta por más de 7.000 pinos, tiene una longitud de 3,3 kilómetros y varía en anchura entre los 20 metros y los 170 metros.


La cima del cercano Monte Moju es uno de los mejores lugares para admirar esta curiosa formación geológica. El nombre de Amanohashidate  significa literalmente "Cielo Puente Levantarse", así que bien podría traducirse como "el puente que sube hacia el cielo".


Para poder entender mejor este nombre dicen que es necesario observar el paisaje boca abajo, así que todo el mundo que sube hasta el mirador hace el esfuerzo de agacharse y mirar por entre las piernas. Desde esta perspectiva, nos dará la sensación que la lengua de arena "camina" hacia el cielo.


Ya conocemos pues, los tres paisajes más bellos de Japón. Estoy seguro que hay otros muchos que deberian de incluirse en esta lista. De todos modos, estos rankings y listas nos pueden ayudar de una manera practica y sencilla a elegir entre nuestras preferencias y para no perdernos nada durante nuestra visita a Japón.

1 comentario:

  1. Ah, aquí están... Yo solo he visitado Miyajima y aunque la isla es preciosa y está totalmente protegida, preservada y cuidada para evitar su deterioro tengo que mencionar que la costa que hay enfrente del santuario y del torii parece nuestro Benidorm. Y no digamos nada de un estrafalario templo budista moderno que hay justo enfrente del otorii. ¿Cómo habrán permitido esto los japoneses, ellos, que son tan dados a preservar el paisaje?

    ResponderEliminar